31 ago. 2010

Canción para que no haya sida

Como todos sabemos, existen estudios científicos que demuestran que la música tiene cualidades terapéuticas para nuestro organismo. Varias prestigiosas universidades de todo el mundo han probado que nuestro cuerpo responde positivamente ante ciertas melodías y cadencias musicales de manera que puede enfrentarse en mejores condiciones a agresiones externas o disfunciones.
Pero nunca nadie había osado llegar tan lejos como la peruana Magdalena de la Fuente que, dando un paso de gigante en el experimental campo de la musicoterapia, pretende acabar con el sida al ritmo de esta cumbia.

Nada más escuchar los primeros compases nos damos cuenta de que lo inquietante de esta señora no es sólo su aspecto (en la foto). No cometaré aquí sus indiscutibles cualidades vocales, oído musical ni lo acompasado de la imagen y el sonido del video; la pericia de esta mujer y su equipo de producción (en el caso de que lo tuviera) hablan por si solos. Pero lo que no puedo dejar pasar por alto es la letra de este lindo tema.
Gaviota (pseudónimo que empezó a utilizar cuando a escribía cuentos eróticos) ni corta ni perezosa resume en pocos segundos la ignominiosa vida del hombre del que está enamorada: un cura gay que cogió el sida por mantener relaciones homosexuales. Vamos, el colmo de la coherencia; la integridad hecha persona. (Claro que curas como éste, con o sin sida, los hay a patadas. Y no me tiréis de la lengua que ya sabéis que no me gusta hablar de más.)
¡Qué contento se debió poner el susodicho al saber que su amada aireaba su sobrecogedora historia -de la que debe sentirse profundamente orgulloso- a los cuatro vientos gracias a la magia del You Tube! ¡Qué ufano debe caminar por las calles de Miraflores al compas de esta alegre tonadilla entonada por sus vecinos (si es que hay alguno que puede seguir la canción)!

Más. El cura, repudiado por la Iglesia, abandonado por la familia (¡qué arpías la madre y la hermana!) y por los amigos (!hay que ver cómo son las maricas peruanas!), pide un milagro al Señor. Y Dios que, como viene demostrando durante siglos, tiene un sentido del humor más bien retorcido, no se le ocurre nada mejor que enviarle una mujer poeta que empezó a escribirle al cura canciones de amor, de amor, de amor, de amor... (aquí es cuando Gaviota recuerda que eso es supuestamente una canción y tiene que cantar).

Hay que reconocer que nuestra amiga tiene la autoestima por las nubes, porque para autodefinirse como "un milagro de Dios" uno necesita tener una empanada mental del tamaño de las ruedas de un camión de gran tonelaje, o lo que es lo mismo, de los muslos de la propia Gaviota.
Si alguien esperaba que, tras este comienzo algo chusco, admitámoslo, la canción iba a mejorar y decir algo coherente respecto al sida (o respecto a lo que fuera), que espere sentado. Esta parte era la buena del tema; a partir de ahí todo va de mal en peor. Comienzan entonces una serie de lamentos lastimeros sin sentido con perlas como:

-juntos los dos curaremos el sida y seguiremos a Cristo.
-te perdonaré tu infidelidad y podré amarte de nuevo. (La verdad es que el cura es un poco puta, pero ella perece encantada.)
-no me importa que tengas sida, no, no, no, no, no. Así te amo más. (¿Alguien puede imaginar perversidad mayor? Por la regla de los silogismos, si el cura no tuviera sida, no lo amaría.)
-Y vuelve a insistir con que le perdona, no vaya a ser que al cura con sida se le olvide lo buena y piadosa que es ella.
Y así una y otra vez.

Cuando estas a punto de tirar la toalla, cuando la música se va apagando y piensas que ahí acaba todo por fin, Gaviota se saca de la manga un: ummmm, los remedios, los retrovirales... del estado, gratis..., para los que tienen sida... ummmm...
¡Pero que perspicaz! Tras hacernos escuchar esa cumbia que es un calvario en toda regla, en los compases finales, así como de pasada y a toda prisa, Gaviota lanza su mensaje, poniendo los puntos sobre las ies: medicación avalada por le estado para los que tienen sida.
Esa es su fórmula para que no hay sida.
Lo reconozco, tras escuchar y analizar tamaño despropósito me he vuelto fan absoluto de Magdalena de la Fuente Gaviota. He visto la luz. Y voy a proponerle a Madame Chita que organicemos un Club de Fans de Gaviota en el facebook ese tan mono que tenemos ahí en una esquina de este blog. Si vosotros no estáis todavía convencidos de uniros a esta causa, os invito a que visitéis su página web donde ademas de colgar unas fotos de gran gusto y elgancia, se ofrece como agente matrimonial, sanadora naturista y asesora jurídica entre otros servicios. También pone a disposición de quien lo desee su casa como albergue turístico.
Pero si aún necesitáis más argumentos aún hay más (esto parece ya teletienda ya). Echadle un repasito a algunos de los 516 vídeos que tiene subidos en youtube, en los que podréis encontrar perlas cultivadas. Hacedme caso.
Todo eso sin olvidarnos de que se presenta a las elecciones presidenciales de Perú de 2011!
Gaviota, sólo puedo decir que si fuera peruano tendrías también mi voto, porque el corazón ya me lo has robado.

P.D. Gracias Carlino -gran amigo del blog y corresponsal en los lupanares sórdidos que os podáis imaginar-, por la información.

2 comentarios:

  1. ME HAS CONMOVIDO BUAAA LLORO MIS VIDEOS EN YOUTUBE EN TWITTER FACEBOOK NETLOG MY SPACE SONICO Hi5 PLAXO TAGGED COMUNIDAD CUBANA UNIVISIÓN ETC...HAN DADO LA VUELTA AL MUNDO Y ENE SPAÑA EN CHILE HAN CREADO CLUB DE FANS GAVIOTA Y EN ARGENTINA ESTÁN PENSANDO CREAR COMUNIDAD GAVIOTISTA..."GRACIAS TOTALES" A LO SODA STÉREO LOS AMO BESOS DIOS NOS BENDIGA BENDICIONES ...MAGDALENA DE LA FUENTE ESCRITORA GAVIOTA WRITER GULL PERSONAL OBAMA
    www.escritoragaviota.com
    www.youtube.com/escritoragaviota
    945559447 lima miraflores perú

    ResponderEliminar
  2. CANCIÒN PARA QUE NO HAYA SIDA EN EL MUNDO...MAGDALENA DE LA FUENTE ESCRITORA GAVIOTA www.escritoragaviota.com
    www.youtube.com/escritoragaviota
    gaviotadeperu@hotmail.com
    mi telèfono 00511-997608604

    ResponderEliminar