9 de sept. de 2011

Petardas coreanas

Desde hace unos días que ando un poco alterado y no me puedo quitar de la cabeza la tonadilla. El estribillo dice lo siguiente: necacheichalacar.


Un gran amigo, que sabe de mi buen gusto y exquisito oído musical, me envió el link de este video. Fue así como llegaron hasta mi las 2NC1. ¡Y yo que pensaba que todas las coreanas eran feas, culonas y con cara de torta! Me he hecho amigo de ellas en facebook, me he subscrito a su cuenta de youtube, twitter y nosecuántas cosas más. Me he bajado todos sus videos y me he puesto a estudiar surcoreano.
Las 2NC1 Han cambiado mi vida. 
Al grito de Necacheichalacar (RR: Nega jeil jal naga), me fui a buscar a la Paca, la Tomasa y el Ramón, y nos hemos tuneado de arriba a abajo. Ahora somos poligoneras pandilleras, pasamos de los tíos y estamos todo el día diciendo tacos que antes ni imaginábamos que existieran y escuchando a las 2NC1. Lo más.


¡Que complicado es el coreano, por Dios! Pero eso no es lo peor. Lo que más nos está costando es cambiar tanto de peinado. La Tomasa que ya sufre un poco de alopecia, entre tanto cardado, tanto alisado y cambio de color está perdiendo el poco pelo que le queda. El otro día fuimos al Servicio Estación y allí acabamos con todas las existencias de tachuelas y aros metálicos que tenían. Al pasar por caja, insultamos a la cajera (o eso creo) y nos fuimos sin pagar. El segurata nos siguió hasta la boca del metro. Pilló a Ramón, el pobre, pero el resto nos las piramos con el botín. ¡Fue total! Ahora todas mis chaquetas lucen adornos metálicos que lo flipas. Eso sí, llego a casa muerto; no tenéis ni idea de lo que es intentar aprenderse las sincopadas coreografías de las 2NC1 cargado con tanta chatarra. Tengo una luxación en un hombro y una torticolis de caballo.


Estamos ahorrando para comprarnos un coche. Ni que sea un twingo de segunda mano, luego ya lo tunearemos y lo pondremos a nuestro gusto. No se podrá comparar a los cochazos que conducen las 2NE1 en sus videos, pero cualquier cosa antes que la Mobilette de la Paca. Esa ni que la tuenemos ni nada. Además el otro día de casi nos la pegamos contra una furgoneta en el Polígono de La Torrasa por intentar ir al Revolution las cuatro montadas. Sí, a la vez.

Queremos convertirnos en las 2NE1 cañis. Nos vamos a presentar a Factor X o un programa de esos y vamos a liarla parda. Hace falta una girl band española, con garra, bien producida, con medios, lujo y glamour. Basta ya de tanta tía insulsa! Necacheichalacar!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada